Las diferencias entre envejecer en el hogar o en una residencia

El paso del tiempo es algo inevitable, de la misma manera que el envejecimiento de las personas. Cuando comienza la edad adulta, este proceso es gradual y continuo y hace que las personas poco a poco vayamos notando un declive muy significativo en muchas de nuestras funciones vitales. Saber escoger un lugar en el que envejecer es algo que determinará la forma en la que las personas pasen la última etapa de sus vidas.

A día de hoy, los avances tecnológicos y las nuevas formas de comunicación han hecho posible cubrir todos los factores determinantes y necesarios para poder envejecer en un lugar como nuestro hogar. Por esta razón, es necesario saber que hay factores determinantes que necesitamos tener bien cubiertos para procurar que estos años dorados se disfruten y se vivan de la mejor manera posible. En Clínica Humana vamos a explicarte las diferencias entre envejecer en el hogar o en una residencia.

Las-diferencias entre-envejecer-en-el-hogar-o-en-una-residencia

Diferencias entre envejecer en casa y envejecer en una residencia

Es una realidad que los tiempos están cambiando, y con ellos también cambia la forma de pensar de todos nosotros. Cada día, más y más personas son las que apuestan por alternativas que facilitan y hacen más llevadero el proceso de envejecimiento de un familiar gracias a la atención domiciliaria.

Envejecer es algo natural y todo el mundo debe tener la oportunidad de hacerlo a su manera, como ellos prefieran. Por eso, la era en la que se daba por hecho que a ciertas edades las personas deberían recurrir a una residencia de ancianos ha llegado a su fin. A día de hoy se ha invertido esta tendencia y con el tiempo, la opción con más adeptos será la de envejecer en el hogar.

Hasta ahora, contar con ayuda profesional en un centro ofrecía seguridad, cuidados 24h, mejoras en la sociabilidad y estímulos nuevos para las personas. Pero también podía traer problemas de adaptabilidad, sentimientos de abandono o culpa y rechazo por parte de la persona residente.

Gracias a la ayuda de profesionales como los de Clínica Humana, envejecer en tu propio domicilio es posible de forma efectiva, segura y contando con los mismos beneficios que si lo hicieras en una residencia. 

Beneficios de envejecer en el hogar con ayuda de profesionales

Como ya os hemos explicado, envejecer en el hogar es posible. Siempre y cuando se cuente con los medios necesarios y la ayuda de profesionales, pasar estos años en tu propia casa nos ofrece una serie de ventajas frente a hacerlo en una residencia, estas son solo algunas:

  • Comodidad: Como en casa, en ningún sitio. Las personas, sobre todo con el paso del tiempo, se asientan y no quieren cambios significativos en su vida. La tranquilidad y comodidad de poder pasar tiempo en tu propia casa evita estrés.
  • Identidad: Los cuidados en casa hacen que la persona que está envejeciendo no pierda su identidad. Al estar en su domicilio, podrá seguir viviendo su vida social como hasta ahora. Los nietos podrán seguir yendo a casa de su abuelo/a, podrá seguir haciendo vida con sus vecinos, etc.
  • Alivia la carga emocional: El hecho de saber que el familiar mayor se encuentra seguro y atendido en su entorno con servicios de atención domiciliaria puede ayudar mucho a aliviar cargas emocionales negativas y conflictos familiares.
  • Cuidado Personalizado: Al contrario que en una residencia, si una persona cuenta con asistencia domiciliaria en su domicilio, la atención y los cuidados estarán siempre enfocados en él, estando así más vigilado y controlado.
  • Intimidad: Uno de los aspectos que más se echa en falta cuando se opta por una residencia es la pérdida de un espacio propio. Mientras que en estos centros la intimidad se reduce, cuando contamos con la ayuda de un cuidador o cuidadora a domicilio todas las estancias de la casa son sinónimo de intimidad. 

Estas son solo algunas de las ventajas que ofrece el hecho de poder envejecer en tu propio domicilio. Con esto no queremos negar que hacerlo en una residencia o centro de día también tiene muchos otros, pero la personalización, la seguridad y la comodidad de poder hacerlo en tu domicilio son factores que condicionan de manera amplia a las personas.   Las nuevas generaciones que están llegando a la jubilación son más exigentes y cada vez están mejor informadas.

Gracias a los avances tecnológicos en el campo de la salud, el nivel sociocultural elevado y el auge de las Tecnologías de la Información han hecho posibles avances que antes ni nos pensábamos creíbles. Envejecer en el hogar no solo es posible sino también deseable en un futuro que ya está aquí y en Clínica Humana podemos ayudarte.

Artículos anteriores