¿Cómo levantar y acostar correctamente a una persona mayor o dependiente?

Los cambios posturales para una persona que no puede valerse por sí misma son de gran ayuda y evitan complicaciones en su cuerpo y reducen el sedentarismo. Por eso, saber cómo levantar y acostar correctamente a una persona mayor o dependiente es algo que todos los que nos dedicamos a ayudarles deberíamos conocer.

Cómo levantar y acostar correctamente a una persona mayor o dependiente

A la hora de levantar y acostar en cama a una persona con movilidad reducida, tenemos que tener en cuenta muchos factores. Edad, peso, flexibilidad, maniobras… Saber levantar y acostar a una persona dependiente es clave para ayudarla en su recuperación o en su día a día. El cuerpo humano no está diseñado para pasarse horas inmóbil en una cama, por eso cuando una persona está encamada, es necesario moverla, levantarla y acostarla de manera regular y efectiva para no dañar su cuerpo.

El movimiento es esencial para la salud del paciente. De hecho, la inmovilidad provoca:

  • Disminución de la fuerza y tono muscular..
  • Aumento del riesgo de infecciones y embolias.
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas urinarios.
  • Úlceras por presión.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de la osteoporosis

Asimismo, si eres cuidador, tienes una persona dependiente a tu cargo o quieres saber cómo hacer estos movimientos de forma correcta, desde Clínica Humana vamos a ayudarte a que aprendas las reglas básicas a la hora de mover a un paciente encamado.

Reglas básicas para levantar y acostar a una persona encamada

A la hora de acostar y levantar a una persona dependiente es necesario primero, saber con qué grado de movilidad cuenta. No es lo mismo que pueda hacer pequeños esfuerzos, cosa que nos ayudará a la hora de moverlas a que no pueda moverse nada de nada. 

Las personas con movilidad reducida quizá puedan mover las piernas hasta el borde de la cama, apoyarse en el codo y en la mano, levantar la cabeza y bajar los pies al suelo quedando sentados en la cama. Todo esto nos facilitará el acostarlos y tumbarlos.

A la hora de levantarlos, nos colocamos frente a él con las caderas flexionadas y nuestras rodillas pegadas a las suyas, bloqueando sus pies con los nuestros. Pasamos los brazos a su espalda por debajo de las axilas, invitándole a que intente levantarse y, en ese momento, tiramos hacia arriba hasta colocarle de pie.

Del mismo modo, para acostar a una persona mayor debemos de realizar exactamente los mismos pasos que al levantarle pero a la inversa. Siempre con cuidado y paciencia. A la hora de levantar o acostar a una persona dependiente de la cama lo primero que debemos es intentar hacerlo con calma, mucho cuidado, respeto y seguridad para evitar daños a la persona o a nosotros mismos. Recuerda realizar los pasos mencionados anteriormente y siempre teniendo en cuenta los aspectos que os hemos contado desde Clínica Humana.

La persona que ayuda a levantarse o acostarse también tiene que cuidar su postura.

Cómo adaptar la vivienda para personas mayores dependientes

Algo que también tenemos que tener en cuenta es la postura de la persona que está ayudando a la persona encamada. Se deben adoptar posiciones correctas para evitar problemas musculares y de columna vertebral. Debemos recordar que los músculos de las piernas son más fuertes que los de la espalda.

Por tanto, para levantar a una persona dependiente, conviene doblar siempre las rodillas, manteniendo la espalda recta e inclinada hacia delante desde las caderas. Los pies siempre se colocan separados, bloqueando uno, a su vez, los pies del enfermo y situándose en la dirección del movimiento.

Cuando el paciente es demasiado pesado o está muy incapacitado, se pueden utilizar medios mecánicos, como grúas, que son de gran utilidad. Esto siempre tiene que ser consultado con el médico, ya que su manejo es más complejo.
Esperamos que con nuestros consejos ahora sepas cómo levantar y acostar correctamente a una persona mayor o dependiente. Si no, en Clínica Humana podemos ayudarte. Contamos con un servicio integral de cuidados a domicilio y también ofrecemos cursos con los que aprenderás todo lo necesario para ayudar a una persona encamada. Si tienes alguna duda o quieres más información, ponte en contacto con nosotros.

Artículos anteriores