¿Cómo cuidar a una persona mayor con artritis?

Como-cuidar-a-una-persona-mayor-con-artritis
Si quieres saber cómo cuidar a una persona mayor con artritis, desde Clínica Humana te damos todas las claves.

Contenidos

Una de las enfermedades con mayor tasa de afección entre las personas mayores es la artritis. Esta enfermedad afecta a 1 de cada 5 personas en España, sobre todo a aquellas que pasan de los 60 años de edad. Es una de las enfermedades más comunes de las articulaciones por eso desde Clínica Humana creemos que conocer en profundidad esta patología puede ayudar tanto a pacientes como a personas que cuidan de otras que la sufran. Os vamos a dar las claves de cómo cuidar a una persona mayor con artritis para que sepáis todo lo necesario relacionado con esta enfermedad.

¿Qué es la artritis?

Como ya hemos dicho al inicio, la artritis es una enfermedad que se caracteriza por ejercer una inflamación en una o varias articulaciones de nuestro cuerpo. La palabra “Artritis” hace referencia a la inflamación de una o más articulaciones del cuerpo. Dentro de la artritis podemos encontrar dos tipos, la osteoartritis (enfermedad degenerativa de las articulaciones) y la artritis reumatoide.

En el primero de los casos, lo más frecuente es que la enfermedad aparezca o bien por el paso del tiempo o bien como reacción del cuerpo frente a algún traumatismo o lesión, mientras que en el segundo de los casos, la artritis reumatoide se considera una enfermedad autoinmune, donde nuestras propias defensas son las que atacan a las articulaciones.

En Clínica Humana contamos con cuidadores expertos, que conocen al dedillo esta enfermedad y saben en todo momento cómo actuar, qué hacer y cómo prevenir los efectos de esta. Si quieres beneficiarte de todas las ventajas de contar con un cuidador en tu propio domicilio, tan solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.

Por otro lado, si los demás queremos conocer la enfermedad a fondo, no podemos olvidarnos de los síntomas que la causan, entre los que se incluyen:

  • Dolor articular, rigidez o hinchazón que puede ocurrir por las mañanas o después de actividad física.
  • Rango limitado de movimiento en la articulación o en la columna.
  • Sensibilidad y enrojecimiento de la piel alrededor de la articulación.
  • Bloqueo de la articulación o articulación que se traba con el movimiento.

Estos son solo algunos ejemplos. Desde Clínica Humana recomendamos la visita a un médico especializado, que seguramente llevará a cabo un examen físico completo para así evaluar la presencia de inflamación y si corresponde, evaluará la posible enfermedad.

Es esencial conocer la mayor cantidad de información posible sobre esta patología si lo que queremos es poder ayudar a pacientes mayores. Conocer cómo tratarla y prevenirla es vital ya que la artritis puede traer ciertos riesgos para la salud y la calidad de vida de una persona. Un cuidador o cuidadora a domicilio puede ser la clave para velar por la seguridad y comodidad de una persona que padece de artritis. Desde Clínica Humana podemos  ayudarte, te ponemos en contacto con los mejores profesionales del cuidado a domicilio para que así consigas aumentar la autonomía y esperanza de vida de las personas que padecen esta enfermedad. 

Diferencia entre Artrosis y Artritis:

Ya sea por el nombre parecido, o por las causas, la artritis a veces se puede confundir con la artrosis. Y pese a que ambas tienen dos grandes diferencias: la zona de afectación y el origen, suelen ser muy confundidas tanto por pacientes como por familiares. Hay que destacar que las dos patologías pueden afectar a las articulaciones, pero solo la artritis es la que puede llegar a los órganos, afectando de forma seria.

En cuanto a la causa, esta última es provocada por inflamación mientras que la artrosis suele ser siempre por el desgaste. Debido a esto, sus tratamientos también son muy distintos. Así pues, al ser dos patologías diferentes, se puede tener artrosis y artritis a la vez.

¿Cuáles pueden ser las principales causas de la artritis en personas mayores?

Como os hemos dicho anteriormente, esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad y afectar a cualquier persona. Sin embargo, no se ha llegado a una conclusión certera sobre el origen y se piensa en una causa genética que implica al sistema inmune. Eso sí, sabemos a ciencia cierta que hay una serie de factores de riesgo que agravan los síntomas de la artritis e incluso predisponen a sufrir la enfermedad. Desde Clínica Humana os vamos a dar un pequeño resumen de todos estos factores:

  • EDAD: Sin duda el factor clave. Es el principal factor de riesgo, ya que las personas con edades avanzadas son las que con más frecuencia comienzan a sentir los síntomas de la artritis, sufriendo así una degeneración más rápida de las articulaciones.
  • GÉNERO: Estudios han revelado que las mujeres son más propensas a desarrollar una artritis mucho más agresiva y con mayor frecuencia que los hombres. Por lo que el género es uno de los factores a tener en cuenta.
  • PESO: Otro factor clave es el peso de la persona. Todas aquellas personas que sufren obesidad son mucho más propensas a padecer también diversas enfermedades como la artritis, por culpa del sobrepeso.
  • TABACO Y OTRAS SUSTANCIAS: El consumo de sustancias nocivas como el tabaco u otras capaces de afectar al sistema nervioso son muy dañinas. Hay que prestar especial atención sobre todo a aquellas personas que ya cuentan con antecedentes familiares. Fumar es una causa de degeneración celular que conlleva un alto riesgo de padecer artritis a edades muy prematuras.

Según esto, es fácil pensar que aquellas personas de avanzada edad que cuenten además con uno o varios de los otros factores de riesgo tienen unas probabilidades muy elevadas de sufrir esta dolencia en sus articulaciones y, por tanto, es conveniente que los cuidados, la prevención y la atención a la posible aparición de los síntomas se incremente en estos casos.

¿Cuáles son los síntomas de la Artritis en personas de edad avanzada?

Por desgracia, a día de hoy la artritis es una enfermedad que no tiene cura. Si bien existen formas y maneras de hacerla mucho más llevadera y leve, si estas no se tienen en cuenta en un paciente con artritis, la enfermedad puede degenerar y presentar ciertas consecuencias dañinas para la persona tales como:

  • Deformaciones en articulaciones.
  • Dificultad para realizar las tareas habituales.
  • Incapacidad de movimiento.
  • Destrucción parcial de las articulaciones afectadas.
  • Huesos, ligamentos y/o tendones dañados o fracturados.
  • Evolución de otras enfermedades y patologías.

Si bien estos síntomas pueden llegar a impedir que una persona que los sufra lleve una vida normal y pueda realizar ciertas tareas domésticas, con la ayuda de una persona instruida y que conozca qué hacer frente a estas soluciones a domicilio los pacientes podrán ir recuperando su calidad de vida. 

La artritis es una enfermedad que ataca al cuerpo sin tregua, afectando sobre todo a articulaciones como:

  1. Manos
  2. Muñecas
  3. Pies
  4. Codos
  5. Rodillas
  6. Hombros
  7. Tobillos

Como habéis podido comprobar, los síntomas de la artritis pueden ser muy agresivos cuánto más avanzada sea la edad de la persona. En Clínica Humana contamos con especialistas capaces de cuidar a personas que padecen de esta enfermedad.

¿Cómo prevenir la Artritis?

Puede que la artritis sea una enfermedad sin cura, pero eso no quiere decir que no tenga tratamiento. Por suerte contamos con pautas y medidas que podemos llevar a cabo para paliar sus efectos y así prevenir dolores. Podemos poner en práctica estos consejos que desde Clínica Humana os facilitamos para favorecer a la reducción de las probabilidades de sufrir la enfermedad mientras también fortalecemos nuestro cuerpo. Si le damos a nuestro organismo medios para luchar y paliar los síntomas conseguiremos retrasarlos lo máximo posible.

Una dieta sana y equilibrada es fundamental: Si combinamos riqueza y variedad en la dieta con un poco de ejercicio regular, seremos capaces de fortalecer de la mejor manera nuestros músculos y huesos, así como las articulaciones y la circulación sanguínea.

Si empezamos a notar en nuestro cuerpo algunos de los síntomas de la artritis, es casi imprescindible que sigamos con este ritmo de vida saludable para poder retrasar lo máximo posible y también es recomendable visitar al doctor en caso de dolor. Con una visita regular a un especialista, controlaremos de manera eficaz el proceso de la enfermedad. Esto junto con una actitud positiva frente a ella son la clave para poder controlar en gran medida los síntomas y así mantener una vida plena y activa.

De cualquier modo, si la persona que padece artritis cuenta con familiares a su lado o con un cuidador/a que se encargue de su asistencia y cuidado, estos deberán poner especial atención de los síntomas de la dolencia para así saber cuándo favorecer la reducción del dolor y así ayudar a mejorar mucho su calidad de vida.

Como habréis podido observar, la artritis no es algo que tomarse a la ligera. Es una enfermedad que padecen muchos adultos y que al llegar a edades avanzadas puede ser un impedimento para llevar una vida normal. Si tienes una persona dependiente a tu cargo o alguno de tus familiares sufre de artritis y no sabes cómo hacer para cuidarlo y ayudarlo a tener una vida digna, en Clínica Humana podemos ayudarte.
Lo único que debes hacer es ponerte en contacto con nosotros, ya sea a través de nuestro teléfono (+34 971 21 71 79) o de nuestro email corporativo (info@clinicahumana.es). A través de nuestra clínica llevamos años enseñando y poniendo en contacto a familias con cuidadores expertos, capaces de cuidar día a día a personas con artritis y otro tipo de enfermedades. ¡Confía en nosotros!





¿Necesitas un cuidador?

Categorías del blog

Últimas publicaciones

Encuentra un cuidador

Artículos relacionados