¿Cómo adaptar la vivienda para personas mayores dependientes?

Una de las prioridades de cualquier persona siempre debería ser sentirse a gusto en su propia casa. Al envejecer, los espacios del hogar donde nos manejamos con soltura y facilidad, pueden volverse más difíciles y problemáticos para llevar a cabo nuestras tareas del día a día sin trabas. Esto se potencia sobre todo si en casa contamos con una persona mayor dependiente.

Es importante que mejoremos su calidad de vida adaptando el hogar y los diferentes espacios a las limitaciones que estas personas poseen. Pero te preguntarás, ¿cómo adaptar la vivienda para personas mayores dependientes? A priori puede parecer algo difícil y costoso, pero nada más lejos de la realidad. Si somos conscientes en todo momento de las limitaciones de una persona dependiente y con un poco de asesoramiento previo, conseguirás adaptar la vivienda sin esfuerzo.

Hoy, desde Clínica Humana, vamos a darte algunos consejos para que sepas como hacer esto de forma que vivir para una persona mayor dependiente en su propia casa sea algo fácil y cómodo.

Cómo adaptar la vivienda para personas mayores dependientes

Seguridad y comodidad ante todo

Sabemos que existen grados dentro de la dependencia por parte de las personas mayores. Pero una máxima que siempre tenemos que tener clara es que debemos organizar los recursos de espacio y la usabilidad de la vivienda, para aportar a nuestros mayores una vida más cómoda, sencilla y dinámica.

Antes de nada, es aconsejable saber qué tareas del hogar o qué necesidades va a poder tener la persona dependiente. Hacer un pequeño estudio, preguntar a su doctor o incluso hablar con la propia persona es algo que debería hacerse antes de nada para poder planificar la adaptación de la vivienda. Para decidir qué debemos cambiar de nuestro hogar, siempre debemos tener en cuenta las características de la vivienda y el grado de autosuficiencia de la persona mayor dependiente.

Es esencial eliminar los obstáculos que dificulten el paso y la movilidad, facilitar una buena visión para así evitar el riesgo de caídas, tener acceso al teléfono de forma permanente y facilitar en gran medida cualquier tipo de tarea que vayan a poder hacer. 

¿Qué aspectos debo tener en cuenta a la hora de adaptar la vivienda? 

Uno de los mejores consejos que podemos daros es que la adaptación del hogar a las necesidades de las personas mayores no tiene por qué ser un proceso inmediato y radical. De hecho, lo más recomendable es ir implementando estos cambios conforme vayan apareciendo esas nuevas necesidades de manera que esta transformación no resulte traumática.

Es muy importante que tengáis en mente que adaptar el hogar de una persona dependiente no es convertirlo en algo ajeno. Ellos tienen que seguir teniendo la sensación de que están en su casa, rodeados de sus recuerdos y de las cosas que les gustan.

Hay que tener en cuenta que a edades avanzadas, cualquier modificación en los hábitos o en el entorno puede tener consecuencias a nivel psicológico y emocional. Adaptar la vivienda puede acarrear que la persona dependiente al principio se sienta reacia a los cambios, por lo que es importante hacerlo poco a poco y siempre intentando explicar por qué.

Consejos básicos para adaptar la vivienda para personas mayores dependientes

En Clínica Humana sabemos que cada persona es un mundo, por lo que sus necesidades van a ser completamente diferentes a las de otras personas. Además de estudiar a fondo qué necesitan las personas dependientes, si que es cierto que puedes empezar a hacer cambios leves para adaptar la vivienda como estos:

  • Coloca teléfonos inalámbricos en salón y habitaciones: De forma que siempre puedan tener acceso a uno para pedir auxilio en caso de urgencia.
  • En el baño, sujección por doquier: Cambiar bañeras por duchas, añadir sujetamanos, colocar antideslizantes. No queremos un resbalón tonto.
  • Escaleras seguras de principio a fin: Si tu casa cuenta con escaleras, es necesaria una barandilla de apoyo en todo momento. Incluso si puedes, colocar una silla elevadora evitará problemas salvando este obstáculo.
  • Casa ordenada y despejada: Fuera alfombras y trastos por el medio de la casa. Cuánto más fácil sea transitar por la casa mucho más fácil para la persona dependiente. 
  • Camas a medida: Cuando la persona sufre un grado elevado de dependencia, la mejor opción son las camas articuladas. Éstas permiten cambiar de posición y evitar la inmovilidad total.

Estos son solo algunos de los consejos que desde Clínica Humana te damos para que sepas cómo adaptar la vivienda para personas mayores dependientes. Como ya te hemos dicho, es probable que haya mil y una cosas que puedas facilitar para la vida de una persona mayor. Si tienes dudas o todavía no sabes muy bien qué o cómo hacerlo, en nuestra clínica ponemos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales. También contamos en nuestro centro con un curso integral de formación con el que te podemos enseñar todo lo que necesitas para poder cuidar de forma eficiente y humana a una persona dependiente. Si tienes alguna duda no te lo pienses más y pídenos ayuda.

Artículos anteriores